Categorías
Uncategorized

Te fuiste


fuente


Léelo con picardía y melancolía

Tu mirada tiene fuego, tus manos tienen frío, lo que siento no lo sabes, ahora lloró y no me río, con tus dedos me congelas, con tus labios me derrites, no te vayas que me muero, porque siempre lo supiste…

Lentamente caminamos por la acera y a tu lado solo escucho lo que pienso, al mirarte enamorado.


Atentamente:
Ezer Ledezma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *