Categorías
Uncategorized

Cuando no sé de ti

fuente


Cuando no sé de ti todo es triste para mí,
es como un gran silencio en todo el mundo.
Cuando no sé de ti todo me parece aburrido
y nada me da risa.
Cuando no sé de ti, el tiempo pasa a mil millas por hora
sin dejar rastros
Cuando no sé de ti mi mente se vuelve creativa,
comienzo a escribirte muchas poesías
Cuando no sé de ti ando de mal humor,
porque son el saber de ti lo que me alegra el día y la noche.
Cuando no sé de ti mis noches se hacen largas
y sólo duermo como lo hacía antes de conocerte.
Cuando no sé de ti hasta se van las ganas de ser galante ese día,
porque todos los días quiero ser un galán para ti.
Cuando no sé de ti pienso mucho en ti.
Mucho de lo que lo hago siempre que sé de ti.
Cuando no sé de ti me pregunto si pensaras en mí,
en lo que sientes cuando no sabes de mí.

Quiero saber de ti siempre porque eres lo más importante para mí, así como sale el sol en las mañanas y la luna en la noche así eres para mí, indispensable en todo momento.

Cuando no sepa de ti recuerda como me siento y sabrás que te estaré pensando, sintiéndome diferente, pero que todo ese día será pensando en ti.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Lo que siente mi amigo

fuente


Hoy me han hecho sentir mal por las críticas que me hacen por mi actitud y mi manera de ser, no es pecado ser diferente, no es pecado intentarlo ser. He pensado en renunciar a todo y olvidarme de todos, sólo pienso en alguien que me quiera ayudar pero no me llega a la mente ninguno.

Ayer lloré sólo porque me sentía deprimido. No por eso, sino por todo el estrés que tengo que soportar, necesitaba del consuelo de alguien que se preocupara por mí, lo más triste es que nadie llegó.

Hoy siento que no hay alguien al que le pueda expresar mis sentimientos,quizás nadie sabe que a veces me dan ganas de morir y no es porque sufra depresión.

Todos están en su círculo y nadie extiende la mirada a verme, aunque no se lo exijo a nadie, me gustaría mucho que así fuese. Tal vez ayudará a desahogar mis dolencias que están en mi corazón y que mi cara de amargura refleja a donde quiera que voy.

Todos me han criticado por mi manera de pensar, de peinar, de reaccionar a lo que me dicen, quisiera realmente cerrar mis oídos para no sentir como se me termina la poca paciencia, creo que nadie se pregunta que por qué soy así, seguro ahí no estaría la solución, pero de algo serviría que expresara mis sentimientos.

Si ya no soy buena compañía para un grupo, me da igual ya a estas alturas, igual ¿quien ha sido amigo mío en todo este tiempo?

Prefiero no intentar llamar la atención a cuando crean que hago algo mal, y seguir sintiéndome sólo cuando quiera hacer lo que ellos llaman bien.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Rosas en el suelo

fuente


Todo empieza bien en todo. Como dicen por allí, como color de rosas. Nunca en el primer instante piensas que algo que sientes que te hace realmente feliz pueda destruirte la vida.

Eso me pasó cuando me enamoré de ti, cuando te vi por primera vez, ese sentimiento de estar completamente loco por una persona que conoces apenas, pero que crees conocerla perfectamente, allí está el error.

Jamás he sido tan apegado emocionalmente a alguien. Pero como dije, sentimos o quizás sólo sentí yo que necesitaba todo de ti. Incluso hasta mi felicidad dependía de ti. Era por eso que siempre quería compartir mis sentimientos contigo, sentía que que escuchabas e incluso todo se arreglaba cuando me tomabas de las manos.

Pero en realidad sólo sentías por mí lo que sentimos cuando no estamos contento con algo, pero lo hacemos porque estamos comprometidos.

Esto quizás no sea la verdadera realidad, es la respuesta más cercana a mi confusa decepción, ¿pero que más explicación pudiera ver?

Sé que no soy perfecto y quizás eso nos hace iguales y a la misma vez diferentes a todos. Pero eso no va llevando de la mano a la mentira, al engaño, creo que uno mismo lo recoge y lo mantiene encima.

Nunca busques pruebas, esas veces que siempre tenías que hacer algo después de tu trabajo, tampoco celaba tus mensajes que ignoraban los sentimiento por decir así, de ambos. No creo que haya sido ese el problema, quizás no seguí el modelo de este siglo en el que todo es una completa mentira, tampoco esperé a que te quedarás sin esos amigos a los que tratabas tan bonito.

Lo que haya sido, realmente no justifica nada, lo sé. Quizás alguien me diga que fui culpable por descuido. Pero si más de la acostumbrada atención. Sin ser tampoco un carga aburrida.

Sólo sé que ese día que te lleve flores a tu trabajo, me sorprendió verte besar ese amigo tuyo al que tanto querías, ver como tu mirada era de compasión sincera y hacia a mí era sólo una sonrisa bonita.

Lo que sentí en ese instante fue como cuando sientes un disparo rosar tu cien. Sientes la muerte cerca, pero sabes que estás vivo. Nunca he pasado por algo así pero sé que debes pensar mucho en como se hubiese acabado tu vida en ese instante.

Es un sentimiento desagradable, quieres despertar de esa pesadilla, pero no puedes.

Mis flores no cayeron al suelo, pero si a donde se hecha lo que ya no vale realmente.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Día día

fuente


Siglo XXI y todo es es peor, más descubrimientos para ocasionar más guerras por todo el mundo, es inútil empezar diciendo que es un siglo de superación porque no lo es.

Realmente nada sirve porque así como tenemos la mente, todo está contaminado y sucio.

Ya se ha perdido lo que realmente vale, que es el amor, sólo sobresale de numero uno entre cualidades malas que son vistas cómo buenas, el interés.

Ya no somos normales. No somos seres vivos. Somos seres sobrevivientes. Sí, es que día a día tratamos de sobrevivir a toda esta catástrofe mundial, donde cada industria pone su granito de arena para destruir todo lo que creen que respire.

Lo peor de todo es que nos hemos acostumbrado tanto a vivir de esta manera que sentimos que queremos colaborar con eso, a destruir todo, hasta lo más recóndito de nosotros mismos que son nuestros sentimientos.

Por culpa de quien estamos así no importa, en verdad nada importa en este momento.¿Porque así somos no?, ¿para que hablar de conciencia?, si hasta hablar de eso me va a generar dinero a mi bolsillo, vaya que crueles somos.

¿Qué ha pasado en todo el mundo?, ¿cuando nos volvimos tan fríos?, ya todo es bonito donde hace años atrás era inconcebible verlo bien. A veces dudo si antes éramos ciegos y ahora es que vemos realmente, pero sé que si esto es realmente ver, preferiría mil veces en cerrar mis ojos y vivir una vida a ciegas.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

A través de el espejo

fuente


Hoy me desperté bien, me siento nuevo, siento que no tengo ningún problema que me haga doler la cabeza.

Todo está gris que es un poco extraño, pero nada de que preocuparse si todo se siente que fluye.

Estoy algo frío porque me he podido sentir. Y ya mis ojos no son del mismo color, quizás sea que es invierno o me estoy enfermando.

Viéndolo bien ya no siento ni el sonido de los carros pasar ¿que está sucediendo?

Ayer sé que lloré, por eso es que hoy ya ni recuerdo, realmente no lo sé, pero ¿qué me pasa?, ¿por qué no puedo recordar que paso ayer?

Todavía tengo la misma ropa y los mismos zapatos, pero ya no veo las marcas en en mis brazos, me siento triste que recordé eso.

Aunque todo se siente bien ahora me estoy viendo vacío, el espejo no me refleja realmente. Todo está oscuro, ya no puedo ver, siento que no hay aire, que no hay el respirar en mi.

Cierro mis ojos, aunque siento tristeza, no salen mi lágrimas como antes.

Creo que recordé esos últimos momentos. A través del espejo, ayer lloré demasiado.

Ahora solo soy mi recuerdo, que ya estoy olvidando. Quizás ya estoy muerto o quizás agonizando.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Acuerdo mutuo

fuente


Tu y yo somos diferentes aunque estemos en el mismo sitio.

Hablo de ti corazón, porque sé que cuando quiero algo, tu ya has pensado en otra cosa. Siempre queriendo llevar la delantera en todo. Siempre dominándome.

Aunque sé que eres parte de mí a veces no quisiera que estuvieses en mí. No es ironía, es la verdad.

Calmo mis pensamientos pero tu eres traicionero y cuando menos lo quiero te sobresaltas a lo inesperado por mí. Queriendo hacerme que no tengo las fuerzas para dominarte cuando debo y quiero.

Quisiera llegar a un acuerdo contigo. Pero a veces siento que mi mente es muy amiga tuya también. Y se ponen de acuerdo para atacar a mis neuronas. Pero aún así. Todavía no han acabado conmigo. Creo que esperan a que sea mutuo el acuerdo. Pero no es el momento de saberlo.

Sé que ustedes al igual que yo quieren descansar. Pero ¿cómo lo podemos hacer? Si una parte de mi quiere, pero la otra me dice que no.

Rayos, es difícil sentir que peleas contigo mismo, que no tienes ayuda de nadie más y que sólo sientes como cada golpe tuyo mismo te destruye, cada decisión, cada error.

La diferencia es que a veces tu corazón se siente como tu, con dolor, y es en ese momento donde llegas a un acuerdo mutuo en no volver a sufrir por eso que te ha estado pasando.

Pero no, el me sigue traicionando, aunque no tiene más fuerza que yo, sigue ganado la pelea


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Entenderte

fuente


Hago todo por ti. Lo que me pides, lo hago todo. Pero no puedo entenderte, no sé por qué.

¿Por qué cuando estamos juntos todo es diferente? Te sientes protegida y yo amado, querido, tranquilo. Luego todo cambia. Lloras y me rompes la vida, y dices que no te entiendo, que todo es diferente.

Yo lloró, pero sólo. No soy capaz de nada, sólo de hacerte comprender que eres lo mejor para mí. Con razón se dice que no somos lo queremos, sino lo que quieren los demás. Pero eso a mí no me importa. Yo soy lo que me pidas.

Aún así has decidido a no prestar más atención a lo que digo, a lo que soy.

Realmente me he cansado. De perseguirte por todos lados, de sólo hallar lo que dije en el principio, no entender .

Y si ese no es el problema, es que ya no me entiendes tu entonces a mí. Es triste, porque yo aún así, día a día creó en todo lo que nos ha sucedido y por un momento me convenzo, de que todo irá bien, pero ya es igual.

Todo tiene que acabar. Yo estoy cansando, tu también.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Mi último día

fuente


No sé si ese día vas a pensar en mí, con sentimiento, y recordar ese momento en el que te reías y eras feliz.

Sé que va ser doloroso, para todos, para mí, no saber nunca jamás de ti, todo estará frío allí. No podré siquiera pensar en si hubiese tenido una oportunidad más contigo.

Y tú… tu ya no serás la misma. Porque podrás decidir en una nueva vida segura, pero sintiéndote culpable de lo sucedido. Sin una explicación, con lágrimas, con rencor.

Pero no lo haré por ti. No para llamar tu atención, ni la de nadie más. Sabes, quien quiera que lea esto, estoy sufriendo, tener miedo a sentir esto, todos los días, sin posibilidad que me cure. Sin que el tiempo avance en mi mundo. Y me destruyo, porque estoy roto.

Nada será igual después que este frío, en la cama, con sábanas hasta mi cuello, y con sangre en mis brazos, tratando de aliviar el dolor para siempre.

Dejaré dolor en una cama para siempre, y odio, en todos. Y pues yo, yo solo ahí, y no más.

Quizás alguien más siga mis pasos. Y luego no sienta más ese dolor. Pero yo, yo ya no daré vuelta atrás.

No es por algo que no sé, porque lo sé todo. Fui débil en no superar, en no creer.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Una amistad

fuente


Una amistad

Todos queremos y necesitamos amigos ¿no es cierto?, es algo natural en todos nosotros, desde que vamos creciendo añoramos la compañía de personas.

¿Tememos que elegir que clase de amigos queremos para nosotros?, por supuesto que sí. A veces nuestros amigos son blancos o negritos, flacos y gorditos, simpáticos o feitos, altos o bajitos, y otras características más, ahora ¿será que estos rasgos físicos son muy importante en una amistad? Claro que no.

Una amistad tiene que ser más allá de lo físico. Si no más bien lo interno ¿entonces que es lo más importante?, bueno, que nos escuchen en todo momento y que siempre tengan excelentes consejos para nosotros.

No todo el tiempo van a estar, es lógico, pero cuando más los queremos pueden darnos de su valioso tiempo, y llegan hacer un escudo para nosotros.


Atentamente:

Ezer Ledezma