Categorías
Uncategorized

Sólo rosas a las mujeres

fuente


Él ya no la quería. El hacía su vida, siempre sola ella estaba y compañía ella quería.

Por eso ella lo engañó, oh, pero él la descubrió y como no la quería, pasó lo que sucedió, él la mató y todo el mundo lloró, pero a él nadie lo culpó, todo el mundo la lloró, pero nadie la vengó.

Y eso siempre sucede cuando las mujer siempre se acostumbran hacer lo que los hombres quieren, y no debe ser así, nadie merece sufrir. Sino vas amar entonces déjala ir.

Miles de mujeres sufren día día por hombres que no vale ni una porquería. Una voz que nadie escucha por más que lo digan. Luego se lamentan cuando no respiran.

Un golpe nunca va hacer fuerte a una persona y menos a las damas que por años lloran. Por hombres que maltratan que no las valoran. Ojala que sólo rosas le dieran a todas.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *