Categorías
Uncategorized

Sentimientos a distancia

fuente


El amor de lejos nunca llega a viejo.
Busco no pensar en la soledad
y complejo me da, miedo de lo que pueda pasar,
que la distancia nos hagan fallar.

Pero confío en ti,
porque siempre me has demostrado
que toda la felicidad que tengo sólo es a tu lado.

Quizás me sienta sólo como un desierto,
es literal, porque poco miento,
se que todos estos sentimientos,
son los que simplemente siento.

El sol se escondió, la luna brilló
y me contó que ella es testigo de lo que ocurrió,
que nunca pierda tiempo en pensar en dos,
porque la vida se termina pero el tiempo no.


Atentamente

Ezer Ledezma

 

Categorías
Uncategorized

Verdades y Mentiras

fuente


Aveces es mejor simplemente dejar ir y soltarse de la mano, así hayan lágrimas por el camino. Que vivir con una mentira en el corazón. Pensando que hay una solución, pero que en el fondo ya todo esta echado a perder.

Creó que la vida trata de aprender, al final no aprendemos nada.

Pensamos en no caer en el mismo abismo pero es una mentira o quizás masoquismo, porque seguimos pisando el mismo hueco para caer.

Nunca confiamos, pero cuando lo hacemos nos decepcionamos y es muy duro en la vida confiar en alguien que tenga una máscara pero que tarde o temprano vas a saber que ya vas olvidar eso, pero que de todas maneras quedará una cicatriz en tu memoria.

Que no hay nada más Hermoso que amar y ser amado. ¿Pero, a quien amar? ¿a quien tomar de la mano sin que se aleje de ti?

¿Al miedo? Que nos acompaña desde que nacemos y se va cuando nos despedimos de este mundo, pero que nos evita creer en verdades o mentiras .


Atentamente
Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Carta a mi mejor amigo:

313 WORDS

fuente


Nunca he encontrado el momento para decirte realmente lo importante que eres para mi, quizás por una red social puede ser mas fácil.

Desde que comparto vida contigo te has convertido en una pieza fundamental de la misma. Pocas personas saben realmente lo que hemos pasado, peleas, risas, alegrías y abrazos.

Si tuviera que escoger una palabra para definirte seria complicidad. Es una palabra que define perfectamente nuestra relación, para mi, has estado, en todo momento, en los peores meses de mi vida y en los mejores.

Me has contado todo teniendo en cuenta que eres una persona que prefiere guardarse las cosas para si mismo.

Para mi, eres como un hermano mayor, esa persona con la que estas de broma pero que pondría la mano en el fuego para que no te vaya a fallar.

Una persona que es leal y en la cual confías hasta mas no poder, por mas conflictos que tengamos quiero que sepas que «AQUÍ ESTOY» Puedes escribirme a cualquier hora, me quedaré en vela si hace falta y te limpiaré las lágrimas si es necesario. Iré a tu casa a pasar la tarde viendo series, comiendo cualquier cosa, incluso hablando hasta la madrugada de como nos sentimos en ese momento.

Y es que, si por mi fuera, estaría todo el tiempo contigo, riéndonos, llorando, jugando, golpeándonos…

Por ser para mi, mi hermano de otra sangre, por apoyarme, porque siempre vas a tenerme ahí, porque muchas veces quiero decirte todo esto, porque quiero tener contigo un montón de fotos, con distintas caras y que tengamos tantos que nos falten álbumes y sobren momentos, porque simplemente te quiero y eres un pilar fundamental de mi vida.

Sin duda eres una persona muy importante, a la que jamas traicionaría, al contrario te defendería, hasta dar la vida hermano…

Te quiero mejor amigo… Ahora y siempre..


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Una carta para ti

fuente


¿Que sentirías si mañana al despertar recibes una llamada, diciéndote que ya no tengo vida?

Muchas veces lo he pensado, todas esas veces en las que siento que ya estoy al límite de acabar contigo y no me quiero resignar.

Y que te digan que me suicidé.

Seguro sentirías un impacto en todo tu cuerpo, una más fuerte que chocar todo tu cuerpo al caer de un vacío al agua.

Y saber una supuesta razón del por qué lo hice. y quedarte callada.

Soy depresivo y no lo sabes. Soy ansioso y no lo sabes.

Me da miedo, diría mucho miedo a que me pase eso un día . Porque no me quiero rendir, quiero descansar, pero volverme a despertar, así como cuando reinicias tu celular, un reinicio de mente.

¿Cómo grabarías la imagen de mi cadáver en esa cama fría, llena de sangre. Y mi piel pálida y tiesa?

Me haces sentir que dependo de ti. Y no se si es bueno o malo.

Soy una mala persona lo sé. Aun que no quiero hacerte daño. Pero aveces mis acciones dicen lo contrario.

¡Perdóname!

Todo se soluciona en mi cabeza así.

Pero tengo miedo de hacerlo. Porque no sé ni como hacerlo.

Que tonto soy, porque sé que aunque es una carta para ti, jamás la leerás.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Adicto

fuente


Me he convertido en un ser obsesionado en plasmar lo que siento. Sin ninguna razón porque no quiero que igual nadie los lea. Cada día, cada tarde, cada noche. No era así hace unos meses, no sé en qué momento me comencé a volver un adicto a la escritura.

Siento que aveces no doy lo que quiero dar y borro y vuelvo hacerlo, hasta enamorarme de lo que realmente esté sintiendo.

¿Pero como puede llamarse a eso?, ¿ansiedad? Lo que sea es algo que siento muy adentro de mí, quiere salir, quiere explorar a mis manos relatando todo lo que en mi cerebro encuentre y sienta.

No hay una razón, no hay un motivo, quizás sí, «calmar mis desesperos «, aún así no cesa de crecer ese sentimiento o no se si llamarlo don.

Siempre pienso, casi todos los días, que va a llegar el momento donde se apague la luz de mis ideas, pero no es así. Es como una fuente que sigue emanando más y más.

Siempre estoy ansioso, a no volver a memorizar esa parte de inspiración que me llega sin querer y hace que me vuelva cuidadoso hasta de no pensar más. Ser un adicto a tus sentimientos y sentir la necesidad de plasmarlos puede ser atractivo. Pero a la vez espeluznante.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

No te guardo rencor

fuente


Sigue tu vida que es mejor, que yo no te guardo rencor. No estés hablando mal de mí, que me mentiste y te mentí, yo tampoco voy andar hablando mal de ti.

Fuimos traicioneros. Los dos buscamos lo que no se había perdido, no sé si fuiste tú o yo fui el primero pero no fue lo que yo había querido.

A sí que dale, vete. Sé que vas a estar mejor, yo no te pongo los grilletes. Yo trataré de olvidar buscando también los billetes. Tu y yo no somos iguales somos diferentes.

Por eso es que ya no vale la pena, ya no me mires a los ojos olvidemos el tema, la vida es corta que cada quien siga su carrera. Estamos libres así que puedes hacer lo que quieras y como tú lo quieras.

Sigue tu vida que es mejor, que yo no te seguiré guardando rencor. No sigas hablando mal de mí, que ambos mentimos, yo tampoco voy andar hablando mal de ti, ya no hay nada que decir de ti.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Sólo rosas a las mujeres

fuente


Él ya no la quería. El hacía su vida, siempre sola ella estaba y compañía ella quería.

Por eso ella lo engañó, oh, pero él la descubrió y como no la quería, pasó lo que sucedió, él la mató y todo el mundo lloró, pero a él nadie lo culpó, todo el mundo la lloró, pero nadie la vengó.

Y eso siempre sucede cuando las mujer siempre se acostumbran hacer lo que los hombres quieren, y no debe ser así, nadie merece sufrir. Sino vas amar entonces déjala ir.

Miles de mujeres sufren día día por hombres que no vale ni una porquería. Una voz que nadie escucha por más que lo digan. Luego se lamentan cuando no respiran.

Un golpe nunca va hacer fuerte a una persona y menos a las damas que por años lloran. Por hombres que maltratan que no las valoran. Ojala que sólo rosas le dieran a todas.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Mentirosa

fuente


Tu eres una mentirosa, eres la espina de la rosa.
A ti ya no te creo nada porque eres una mentirosa.

Siempre tu estás con un traje, me pintaste un paisaje.
Me pediste la luna y yo de tonto te la traje.

Pero ya no siento nada,
porque no vale nada el que vive en mentiras con verdades lo paga.
Y tú lo vas a pagar, otro te va a traicionar.
Sé que que tu vas a lloras y yo me voy a alegrar .

Tu eres una mentirosa, eres la espina de la rosa.
A ti ya no te creo nada porque eres una mentirosa.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

¿Qué voy hacer?

fuente


Desde que tu te fuiste mis días son muy tristes. Recuerdo esa última vez que conmigo reíste. Si yo te hacia feliz no entiendo porque te fuiste, devuelve la felicidad que tu me diste.

Sabes muy bien que contigo lo tenía todo, ahora que no estas siento que me descontrolo, mi corazón vacío sin ti me siento solo, regresa que de ti dependo de cualquier modo.

La verdad es que yo no sé si estás con otra persona, si perdiste mi contacto o acaso tu me ignoras. Yo quisiera que algún día llamarte mi señora, y he contado los minutos que nos resta, aquí y ahora.

Y no sé qué yo voy hacer si no estás aquí conmigo, voy a enloquecer. Siempre hago lo posible para poderte ver en el futuro, ser tu hombre y tu mi mujer.

Lo arreglaría todo si por mí es posible. Porque lo sé, esto que siento es indestructible, a dónde te diriges para dirigirme y confesarte lo que siento que no es invisible.

Haré lo que tú quieras y de cualquier forma también imaginar que tu mi mano tomas. Voy a seguir el rastro que deje tu aroma, por todos los caminos así me lleven a Roma.

Y no sé que yo voy hacer si no estás aquí conmigo, voy a enloquecer. Siempre hago lo posible para poderte ver en el futuro ser tu hombre y tu mi mujer.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Categorías
Uncategorized

Como aves en el cielo

fuente


Hoy miré al cielo y vi a varias aves volar por encima de nosotros. Mirándonos tan diminutamente cómo las vemos nosotros a ellas.

Quisiera ser como esas aves, volar hasta lo más alto y salir de la profundidad del mundo que nos ahoga. Volar tan alto que pueda sentir el respirar, el aire por mis pulmones y ver a todos los demás tan diminutos como verdaderamente lo son o lo somos.

Sentir el sol y ver cómo limpia y purifica todas esas cosas tóxicas que hacen que nuestra vida se sienta pesada, como sentimientos que hacen que veamos a la vida sin sentido.

Sólo bajar del aire cuando sienta necesidad de hacer cosas importantes como compartir con tu familia verdadera, esa que aunque en todo momento no está, puedes saber que los tienes.

Bajar a refrescar tus pensamientos y reír un poco. Pero luego volver a subir y olvidar lo que realmente es la vida real.

Lástima, no tengo alas, como envidio a esas aves, que pueden ir a donde las lleve el viento y no depender de algo que las mantenga esclavizadas.

Aunque no pueda ser así sé que puedo mantenerme lejos lo más que pueda de todos los problemas posibles, y sentir un poco de calma.

Sé que todos tenemos la oportunidad algún día de abrir las alas y alzar el vuelo, a un lugar donde realmente seamos felices. Sé que cuando llegue mi momento no volveré a bajar y me mantendré en el aire hasta que necesite realmente bajar y ayudar a alguien a volar como aves en el cielo.


Atentamente:

Ezer Ledezma