Categorías
Uncategorized

En sentido contrario

fuente


He caminado en los pasos que han dejado tus huellas, imaginando que me llevarían a algo bueno. Con mucha alegría y con la mejor actitud. Claro eso suele suceder cuando te importa una persona y se te ciegan los ojos pensando de que podrás confiar completamente en ella.

No me he detenido a pensar en lo corto que parece y lo tan largo que es en realidad. Aunque si un camino que te va a dar algo bueno es tan corto todos los buscarían ¿no? Pues yo no. Lo fácil para mí es aburrido y me hace pensar que no valdrá la pena.

Sin embargo he derramado mis energías en ti. Tratando de ubicar el sitio donde dicen que te encuentras, siendo un misterio, empiezo a pensar de lo que realmente eres.

Cuando ha pasado el cansancio físico a emocional, todo se vuelve más difícil. Hasta la ganas de no rendirte sientes se te acaban. Pero en mi no. He tenido la seguridad de que sería algo perfecto encontrar lo que realmente necesito.

Pero como dije al principio, sólo era mi imaginación. Todo es frío en ti, todo es falso, no hay conexión mutua. Pero sí, no podré quejarme ya que fui a suerte, pensando en una verdad falsa, caminando en huellas que quizás no eran para mi. Y fallé al no encontrar lo que realmente quería. Pero no fue culpa de ella, fue mía en cegar mis ojos en un camino que no me llevaba a nada.


Atentamente:

Ezer Ledezma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *